ver_k0.gif

Para ir por el buen camino

La maniobrabilidad de los aparatos y las máquinas depende de la posición de cada una de las ruedas. La disposición de las mismas de uno u otro modo determina la dirección en la que se puede mover el aparato:

Cuatro ruedas giratorias de idéntica altura.

Disposición óptima para garantizar la movilidad hacia cualquier dirección en espacios estrechos. Sin embargo, el aparato es difícil de controlar cuando debe desplazarse en línea recta. Dicha dificultad puede eliminarse montando un bloqueo direccional en al menos una de las ruedas.

ric_1.jpg

Dos ruedas giratorias y dos fijas de idéntica altura.

Se trata de la disposición más habitual, puesto que permite mover el equipo en todas las direcciones, y resulta práctica tanto en sentido recto como en las curvas. Otra alternativa es la de montar, en lugar de las ruedas fijas, un tren de ruedas; es decir, dos ruedas sobre un eje. Esta disposición, sin embargo, da algún que otro problema en espacios estrechos.

ric_2.jpg